Volver arriba
clínica UPB
Inicio / Noticias / Grupo de Alcoholismo y Farmacodependencia, 25 años transformando vidas
Compartir

Fecha de publicación Enero 30, 2020

Grupo de Alcoholismo y Farmacodependencia, 25 años transformando vidas

El Grupo de Alcoholismo y Farmacodependencia de la Clínica Universitaria Bolivariana cumple 25 años transformando la vida de personas con adicciones.

Es una calurosa tarde de enero, los rayos del sol iluminan el amplio salón que está lleno de personas. Mientras uno de los participantes de la actividad habla, el resto de las personas escuchan, se respeta la palabra del otro, su experiencia. Cuando alguien termina de hablar, se aplaude, la solidaridad y el apoyo mutuo inundan el recinto, para dar paso a las palabras del Psiquiatra o la Terapeuta de Familia, quienes dan palabras de aliento y consejo. El grupo presta gran atención a cada palabra que se dice en la sesión, pues son muy importantes como parte de su tratamiento contra las adicciones.

De acuerdo a la Asociación Americana de Psiquiatría, “la adicción es una condición compleja, una enfermedad del cerebro que se manifiesta por el uso compulsivo de una sustancia a pesar de sus consecuencias dañinas” En este sentido, el Grupo de Alcoholismo y Farmacodependencia de la Clínica Universitaria Bolivariana apoya a personas con algún tipo de adicción, especialmente al alcohol y sustancias psicoactivas. Su objetivo es brindar un acompañamiento interdisciplinario para que las personas puedan ser felices sin necesidad de consumir la sustancia adictiva.

El grupo, que cuenta con la participación de un Especialista en Psiquiatría, una Trabajadora Social y Terapeuta de Familia, así como de estudiantes de estas especialidades, es un lugar en el que cada persona busca renovar su vida, donde no esté presente la adicción; ello implica definir nuevas prioridades, al igual que cambiar creencias y relaciones. Este Grupo es un espacio de motivación que ayuda a los participantes en sus procesos de transformación, que son largos, pero no imposibles.

 

%=ics.GetVar("_titulo")%

 

Un cambio de vida

Los encuentros son abiertos y cercanos, se realizan todos los viernes de 12:30 p.m. a 1:20 p.m. en la Escuela de Ciencias de la Salud de la Universidad Pontificia Bolivariana, allí convergen personas de diferentes edades, creencias y niveles socioeconómicos.

De acuerdo con Maria Clara Vélez Ángel, Trabajadora Social y Terapeuta de Familia de la Clínica Universitaria Bolivariana, “la premisa de los espacios es la compresión por el otro, brindar solidaridad y fraternidad para que, de manera personal, se pueda evaluar cuál es la relación que se tiene con la sustancia adictiva. Cada persona tiene un proceso particular y diferenciado, sin embargo, el compartir en un entorno colectivo brinda un soporte emocional, un elemento clave para el éxito del proceso”.

Como un espacio abierto, en el grupo tienen cabida diferentes adicciones, por ejemplo, al tabaco y a la comida, lo que enriquece la experiencia de los participantes, quienes entienden que se puede ser adicto a múltiples sustancias, no solo al alcohol o a las drogas.

El acompañamiento brindado permite a los participantes tener un cambio de vida, de perspectiva, en el cual se concibe la solución a los problemas de manera diferente, pues es común que antes de ser parte del Grupo las personas encuentren en la adicción “una forma para afrontar mejor las dificultades”, cuando en realidad sucede lo contrario, empeora todo.

Las consecuencias de una adicción, no solo se dimensionan en lo físico, también en lo mental, afectando la vida de las personas adictas y a sus seres queridos de una manera considerable, de allí que al grupo también se hayan integrado familiares de los pacientes, quienes se han reconocido como coadictos, es decir, entienden que sus comportamientos favorecieron la adicción. Igualmente, participan madres de personas adictas que no reconocen su condición, ante lo cual, ellas buscan en el grupo herramientas para ayudar a sus hijos.

 

25 años de trabajo continuo

En el año de 1994, cuando la Clínica era el Centro Médico Bolivariano, el Grupo de Alcoholismo y Farmacodependencia inició con 7 personas, cuando el Departamento de Antioquia expresó su necesidad de prestar un servicio de apoyo y acompañamiento a los empleados de la Fábrica de Licores de Antioquia que se presentaban a sus lugares de trabajo bajo los efectos del alcohol. Hoy 25 años después, el grupo cuenta con 30 personas que decidieron hacer un cambio trascendental en sus vidas, de las cuales 28 cumplieron más de 1 año de abstinencia.

Laura Vanessa Cadavid Alzate, estudiante de Trabajo Social de la Universidad Pontificia Bolivariana, acompañó durante un año al Grupo como parte de su proceso de práctica profesional, para ella “esta fue una experiencia muy enriquecedora. Los participantes brindan mucho conocimiento porque te permiten entender que el apoyo grupal es muy importante en este tipo de enfermedades. Asimismo, fue una oportunidad para conocer más sobre esta patología y de los grupos terapéuticos para tratarla. Es una experiencia de vida que me permitió crecer no solo a nivel profesional, sino también personal”.

Los participantes son un claro ejemplo de que es posible cambiar, controlar las adicciones, de volver a sonreír y ser felices. Sus historias de vida, a pesar de estar llenas de dificultades, son un aliento para muchas personas que hoy en día sufren con esta problemática.

El Grupo se constituye como un espacio de proyección social de la Clínica, una apuesta por la Protección del Don Maravilloso de la Vida, al regalar una nueva oportunidad a las personas con adicciones.

 

%=ics.GetVar("_titulo")%

 

Para tener mayor información sobre el Grupo, comunicarse al 445 59 00 Ext. 1815.

 

Agradecimientos a Maria Clara Vélez Ángel , Trabajadora Social y Terapeuta de Familia de la Clínica Universitaria Bolivariana, y a la Laura Vanessa Cadavid Alzate, Estudiante de Trabajo Social de la Universidad Pontificia Bolivariana, por su colaboración en la elaboración de este artículo.