--> Clínica Universitaria Bolivariana
Volver arriba
clínica UPB
Inicio / Blogs / Un Cambio de Modelo en Pro de la Calidad
Compartir

Fecha de publicación Septiembre 26, 2017

Un Cambio de Modelo en Pro de la Calidad

El imprescindible rol del enfermero profesional en el cuidado del paciente


Por Juliana Cadavid Jiménez
Enfermera Profesional
UCI Neonatal
Clínica Universitaria Bolivariana

Son muchas las razones por las cuales una Institución, en su proceso de crecimiento, busca un mejoramiento constante en sus niveles de calidad en la prestación de servicios, una búsqueda que se ve determinada muchas veces por el recurso físico, pero más importante aún por el recurso humano.

 

Un cambio de modelo

 


En los servicios de salud, como puede ser una Unidad Materno Infantil, el personal que se encuentra en constante contacto con el paciente y sus familias es el responsable de cumplir con todas las metas en temas de seguridad y satisfacción en el cuidado: si delimitamos las personas que hacen parte de este proceso de calidad indiscutiblemente tenemos que hablar del personal de Enfermería.

Nuestra Unidad Materno Infantil, denominada, Nuestra Señora de la Candelaria - de la Clínica Universitaria Bolivariana, es un centro de referencia nacional e internacional, en el que se brinda atención integral a los pacientes con patología materna y fetal grave, o que requieren cuidados de obstetricia y perinatales avanzados, terapia intrauterina y cirugía fetal.

Dicho esto, vale destacar que desde nuestra Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal ofrecemos un modelo único de atención en Antioquia, servicios especializados y un cuidado integral, una propuesta difícil de hallar y un plus para ofrecer un cuidado óptimo, un modelo de atención único donde la premisa de tener nuestros neonatos críticamente enfermos, al cuidado exclusivo de 26 Enfermeros Profesionales, Médicos y Terapeutas da cuenta de nuestro compromiso con el paciente y su familia.

 

 

¿Cómo Llegamos a este Modelo?

Tener un modelo de cuidado de este tipo, donde el Enfermero Profesional juega un papel vital e imprescindible, nace de una necesidad sentida de las enfermeras Alexandra Quiroz y Luz Aida Mejía, quienes en 2008 entendieron, con estudios y análisis de investigaciones, cómo el rol del enfermero profesional era fundamental para el cuidado del neonato críticamente enfermo.

Dentro de esa búsqueda de evidencia, estudios e investigaciones, encontraron que gran porcentaje de las actividades que se hacían tanto asistenciales como administrativas eran desarrolladas por el Profesional de Enfermería y lograr tener sólo profesionales dedicados exclusivamente al cuidado de los neonatos representó un cambio significativo que marcó un antes y un después para la unidad.

Las ventajas de un modelo de este tipo incluyen la capacidad de análisis del Enfermero para la toma de decisiones en conjunto con un equipo interdisciplinario, se disminuyen los errores en la atención y favorece el aumento en la complejidad de los pacientes atendidos y de los cuidados.

En el transcurso de estos 10 años y haciendo un análisis actual del modelo, podemos decir con total certeza que el impacto, en términos del aumento de la complejidad de los neonatos atendidos, es cada vez mayor y, como consecuencia, la adquisición de nuevas tecnologías para brindar un cuidado óptimo es una realidad.

 

 

Un Modelo Centrado También en las Familias


Otro de los grandes pilares que fundamentan actualmente el modelo de cuidado de la Clínica Universitaria Bolivariana, es el abordaje - por parte del Enfermero - de las familias como centro del proceso de atención y recuperación de los neonatos, que incluye: informar detalladamente sobre el estado de salud del paciente, explicar las condiciones clínicas y todo el plan de cuidados de enfermería que se diseña para cada uno de los pacientes, dando como resultado familias que afirman sentirse más seguras cuando encuentran personal profesional al cuidado de sus hijos.

Siendo las familias parte fundamental en el cuidado, la capacitación de todas ellas para el manejo de sus hijos dentro del proceso de hospitalización y al momento del alta está a cargo de los Enfermeros Profesionales quienes bajo una fundamentación científica y desde el saber hacer las retroalimentan y las incluyen dentro del proceso de cuidado, logrando empoderar a los padres para cuidar de sus hijos en ausencia de los enfermeros.

Contar con profesionales que apliquen desde el conocimiento, el análisis, el cuidado integral y la vocación los cuidados para el aumento en la calidad del servicio es un logro no solo a nivel institucional, sino para una profesión que día a día se posiciona en el medio.

Los Enfermeros Profesionales que estamos al cuidado de los neonatos y hacemos parte de este modelo encontramos la oportunidad de ser parte activa de un proceso de atención donde podemos compartir conocimientos y tomar decisiones en favor del paciente, consolidando un cambio de modelo en pro de la calidad y de nuestros pacientes.