--> Clínica Universitaria Bolivariana
Volver arriba
clínica UPB
Inicio / Blogs / ¿Cómo rehabilitar el piso pélvico?
Compartir

Fecha de publicación Octubre 20, 2021

¿Cómo rehabilitar el piso pélvico?

La fisioterapia del piso pélvico está dentro de las medidas de la rehabilitación como estrategia terapéutica dirigida específicamente a evaluar, prevenir y tratar las disfunciones de los músculos, ligamentos y demás estructuras que conforman el periné y que sirven de apoyo para la vejiga, el aparato genital interno y el recto.

Es una intervención conservadora, recomendada como terapia de primera línea para el manejo de los trastornos leves a moderados, a nivel de la zona abdominal y pélvica, debido a que los tratamientos son eficaces y esencialmente libres de riesgo.

La rehabilitación del piso pélvico comprende múltiples componentes que, se individualizan de acuerdo con la condición del paciente, sus necesidades y el medio ambiente. Este tratamiento conservador debe ser diseñado y aplicado por profesionales con práctica especializada.

 

Cómo rehabilitar el piso pélvico

 

¿Qué enfermedades pueden beneficiarse del tratamiento conservador del piso pélvico?

- Urología: incontinencia urinaria (de esfuerzo, de urgencia o mixta), vejiga hiperactiva y micción no coordinada.

- Coloproctología: constipación, incontinencia de gases y/o heces, urgencia defecatoria y disinergia ano-rectal.

- Ginecología: prevención y aspectos terapéuticos del embarazo, parto y postparto y prolapsos (cistocele, histerocele, enterocele y rectocele leves a moderados).

- Pediatría: enuresis, constipación y posquirúrgicos ano-rectales.

- Pre y post quirúrgicos: histerectomía, prostatectomía y cesárea.

- Síndromes de dolor pélvico: síndrome del elevador del ano, dolor anorectal, dolor por episiotomía y espasmo perineal.

- Disfunciones sexuales: vaginismo, dispareunia y disfunción eréctil.

 

 

Evaluación del piso pélvico

El piso pélvico debe ser visto como una unidad, por lo tanto, como parte de la rehabilitación, se realiza una evaluación tóraco-abdominal, una visual y, por último, una palpación superficial y profunda, tanto vaginal como anal. El método de palpación es el más utilizado, dado que permite crear programas de ejercicios específicos, con progresión de la carga y coordinación del movimiento. En relación a su función corporal, los músculos del piso pélvico pueden ser evaluados por varios métodos, incluyendo palpación, observación, manometría y ultrasonografía.

 

Entrenamiento de los músculos del piso pélvico

En el piso pélvico las disfunciones se manifiestan en síntomas como la debilidad o la contractura de los músculos del piso pélvico. De acuerdo con el problema de cada paciente, se emplean técnicas fisioterapéuticas que favorezcan la mejoría de estas condiciones.

El entrenamiento muscular del piso pélvico fue popularizado por Arnold Kegel, un ginecólogo que propuso que la incontinencia urinaria por tensión se debía a una falta de conciencia de la función y la coordinación de los músculos del piso pélvico. Él también demostró que, las mujeres podían reducir su incontinencia urinaria a través de entrenamiento de los músculos del piso pélvico.

El entrenamiento muscular implica que el paciente mejore el control (aprenda a contraer y relajar los músculos del piso pélvico), realizando un programa de ejercicio regular para favorecer la relajación, mejorar la fuerza y generar la hipertrofia de los músculos estriados.

Entre las herramientas para realizar el entrenamiento de los músculos se encuentran:

- El biofeedback: ayuda indicada que permite brindar una retroalimentación a los pacientes de manera inmediata y precisa acerca de sus respuestas fisiológicas, como la contracción y relajación de los músculos del piso pélvico. Se puede realizar retroalimentación positiva o negativa según los objetivos del tratamiento.

 

 

Biofeedback electromiográfico

 

- La estimulación eléctrica: la estimulación eléctrica del músculo del piso pélvico tiene una doble acción: la contracción de los músculos del piso pélvico y la inhibición de las contracciones no deseadas del músculo que forma parte de la pared de la vejiga urinaria.

En relación a los tiempos de realización del programa de rehabilitación del piso pélvico es importante tener en cuenta que los músculos se ven reforzados por el aumento del tamaño de las fibras después de ejercicios específicos de fortalecimiento durante al menos 4 semanas. Estos cambios son una adaptación neuronal que se potencializa durante las primeras 6 a 8 semanas.

La efectividad de la fisioterapia se da alrededor de la sesión 12, con mejoría de los síntomas incluso hasta la sesión 24. La respuesta muscular esperada se da, por lo menos, en tres meses, y es necesaria la participación activa de las pacientes para la incorporación de los ejercicios en sus actividades de la vida diaria.

La Clínica Universitaria Bolivariana cuenta con Consulta de Fisioterapia como parte de su Unidad de Uroginecología y Piso Pélvico, para el tratamiento de estas patologías. Solicita tu cita llamando al 448 83 88 Opc. 2.