--> Clínica Universitaria Bolivariana
Volver arriba
clínica UPB
Inicio / Blogs / Menopausia: ¿Cómo prevenir y tratar la osteoporosis?
Compartir

Fecha de publicación Diciembre 16, 2020

Menopausia: ¿Cómo prevenir y tratar la osteoporosis?

La menopausia genera mayores probabilidades de padecer osteoporosis, por este motivo es muy importante durante esta etapa e incluso antes, tomar medidas para prevenirla, con el fin de conservar una buena salud ósea. En caso de padecerla, es fundamental contar con un tratamiento que evite el empeoramiento de la enfermedad, este debe estar orientado por un especialista en el tema.

La Doctora María Patricia Hormaza Ángel, Subespecialista en Endocrinología Ginecológica y Reproducción Humana de la Clínica Universitaria Bolivariana, te explica cómo prevenir y tratar la osteoporosis.

 

Menopausia y osteoporosis prevención y tratamiento

 

¿Cómo prevenir la osteoporosis?

- Ejercicio: la práctica de ejercicio hace que los huesos y músculos sean más fuertes, ayudando a prevenir la pérdida ósea. También te ayuda a mantenerte activa y móvil. Caminar, correr, jugar tenis, bailar, hacer pilates y yoga son ejercicios muy buenos, en los cuales soportas tu propio peso.

- Comer alimentos altos en calcio: ingerir suficiente calcio durante tu vida, principalmente en la adolescencia y en la etapa de madurez temprana de los 18 a los 25 años, ayuda a construir y mantener tus huesos fuertes. Algunas de las fuentes excelentes de calcio son: la leche y los productos lácteos; una variedad de productos del mar, como el pescado enlatado con espinas (ejemplo el salmón y la sardina); vegetales de hojas verdes oscuras, como la rizada y el brócoli; jugo de naranja fortificado con calcio, y panes hechos con harina fortificada con calcio.

- Suplementos: si piensas que necesitas tomar un suplemento para tener suficiente calcio, habla con tu médico primero.

- La vitamina D: tu cuerpo necesita vitamina D para absorber el calcio; estar al sol durante un total de alrededor de 20 minutos todos los días, ayuda al cuerpo de la mayoría de las personas a generar una cantidad suficiente vitamina D.

- El estrógeno: esta hormona producida por los ovarios, ayuda a proteger los huesos contra la pérdida ósea. El reemplazo del estrógeno perdido después de la menopausia (cuando los ovarios paran la mayoría de su producción de estrógeno), disminuye la velocidad de la pérdida ósea y aumenta la absorción y retención de calcio. Es la mejor terapia para prevenir la osteoporosis, pero el médico tratante es el que debe evaluar los beneficios versus los riesgos antes de iniciar la terapia, e indicar si se suministra o no. 

- Otros pasos preventivos: limita el consumo de alcohol y no fumes. Fumar reduce la producción de estrógeno, la hormona que protege los huesos. Demasiado alcohol puede hacer daño a los huesos y aumentar el riesgo de caídas y de roturas de huesos.

 

¿Cómo se trata la osteoporosis?

Los medicamentos para la osteoporosis deben ser orientados por tu médico tratante, complementados con calcio y suplementos de la vitamina D.

 

¿Se debería de considerar la terapia hormonal?

La terapia hormonal con estrógenos ayuda a prevenir o a disminuir la velocidad de pérdida ósea que causa la osteoporosis. La terapia hormonal generalmente se recomienda para las mujeres posmenopáusicas que:

- Sufren una menopausia temprana.

- Tienen una masa baja de hueso, medida por las pruebas de densidad osea, y que presentan una menopausia con muchos síntomas: calores, sudoración, depresión, fatiga.  

- Poseen varios factores de riesgo, que aumentan las probabilidades de padecer osteoporosis, tales como: huesos pequeños y delgados, historial de familia con la patología, o un problema médico asociado con la osteoporosis.

Las mujeres que no pueden tomar la terapia hormonal por razones de salud, deben consultar con un ginecólogo.

La prevención y el oportuno diagnóstico son fundamentales para prevenir un empeoramiento de la enfermedad. En la Clínica Universitaria Bolivariana contamos con expertos en Ginecología, que le pueden brindar un acompañamiento de alta calidad para tratar esta condición.

 

Agradecimientos a la Doctora María Patricia Hormaza Ángel, Subespecialista en Endocrinología Ginecológica y Reproducción Humana de la Clínica Universitaria Bolivariana, y a la Magíster en Enfermería, Jefe Claudia Patricia Henao López, por su colaboración en la elaboración de este artículo.