--> Clínica Universitaria Bolivariana
Volver arriba
clínica UPB
Inicio / Blogs / Guía de cuidados para la madre durante el embarazo
Compartir

Fecha de publicación Octubre 22, 2021

Guía de cuidados para la madre durante el embarazo

Todo cuidado durante o después del embarazo deber estar basado en acciones preventivas, que han demostrado ser más efectivas y eficientes para evitar, detectar y tratar problemas de salud a tiempo, disminuyendo a su vez la posibilidad de complicaciones graves relacionadas con la gestación.

La Doctora Mónica Gil Arbeláez, Especialista en Ginecología y Obstetricia de la Clínica Universitaria Bolivariana, presenta estrategias preventivas para situaciones comunes en el embarazo, con base en la mejor evidencia científica actual.

Antes de entrar en materia, es muy importante tener en cuenta, que para el ingreso a control prenatal debe confirmarse el embarazo con hallazgos físicos: diagnóstico de embarazo (es decir, una imagen de ultrasonido del saco gestacional/ feto o la auscultación de latidos cardíacos fetales) o con la detección hormonal en sangre u orina (subunidad beta de la gonadotropina coriónica humana).

 

Guía de cuidados en el embarazo

 

La importancia de la historia clínica en el cuidado perinatal

Cuando se hace referencia al término perinatal, se habla de todo aquello relacionado con el bebé antes o posterior a su nacimiento. En este sentido, es muy importante que, en el momento del ingreso al control prenatal, la madre brinde la mejor información posible sobre ella (educativa, laboral, conyugal, social, nutricional), además del estado completo de salud física y psicológica actual y previa, la edad gestacional o semanas de gestación y los antecedentes ginecobstétricos, en los que se tomen los detalles del desarrollo y la culminación de las gestaciones anteriores.

En cada visita o control médico, el reporte de síntomas aporta valiosa información sobre el estado de salud de la madre, por lo que se convierte en una herramienta valiosa que, sumado a un examen físico y ayudas paraclínicas, orientará al profesional de la salud sobre las rutas que se deben seguir. Al finalizar cada consulta, el médico tratante realiza un análisis riguroso y un listado de condiciones sobre las cuales habrá que intervenir y hacer seguimiento.

 

Periodicidad del control prenatal

La atención del control prenatal debe iniciarse en el primer trimestre, idealmente antes de la décima semana de gestación. La Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere un mínimo de ocho visitas prenatales para todas las mujeres. Esto ayuda al equipo de salud a identificar riesgos y patologías a tiempo, buscando reducir las enfermedades y muertes tanto en la madre como en el bebé. Por lo general se hacen cada mes, aumentando la frecuencia al final del tercer trimestre, pero esto puede variar según las diferentes situaciones de cada materna.

 

Guía de cuidados para la madre durante el embarazo

 

Examen físico de la madre

Una de las mediciones más valiosas del control prenatal es la toma adecuada de la presión arterial, asimismo, se debe buscar signos de anemia en la mucosa y la piel, examinar signos de violencia, hacer auscultación cardiopulmonar, evaluar el abdomen para verificar si hay dolor, presencia de contracciones, movimientos fetales, fetocardia (escuchar los latidos del corazón) o pérdidas vaginales.

 

Valoración nutricional en el embarazo

Se recomienda tener un acompañamiento nutricional que fomente una adecuada ganancia de peso en la madre y el feto, buscando una alimentación saludable, y el manejo y prevención de algunas enfermedades como la diabetes o la anemia. El estado nutricional previo del paciente medido por el índice de masa corporal (IMC), determina cómo debe ser ese aumento de peso durante toda la gestación, siendo más exigente en las personas con obesidad y más flexible en las personas muy delgadas o con embarazo gemelar.

 

Tamización de depresión

Durante el control prenatal, en la semana 28 de gestación y en la consulta posparto, el médico debe identificar el riesgo de depresión mediante dos preguntas:

1. Durante el mes pasado, ¿se ha sentido triste, deprimida o sin esperanzas con frecuencia?

2. Durante el mes pasado, ¿ha permanecido preocupada por tener poco interés o placer por hacer las cosas cotidianas?

Una tercera pregunta que, debe considerarse si la mujer responde “sí” a cualquiera de las preguntas iniciales es: ¿sientes que necesitas ayuda?

En caso de requerir ayuda psicológica, es fundamental que la madre hable con su médico.

 

Seguimiento ecográfico

Existen diversos tipos de ecografía, que permiten identificar diferentes elementos de la salud del bebé: 

Ecografía primer trimestre: corrobora la edad gestacional y permite hacer una detección precoz de embarazos múltiples y malformaciones.

Ecografía en las semanas 11-14  “Tamizaje genético”: valora riesgo de cromosopatías, malformaciones estructurales mayores y  a veces determina riesgo de preeclampsia alteraciones en el crecimiento fetal y partos prematuros.

Ecografía nivel III semana 20 a 24:  para detectar anomalías estructurales fetales, valora la anatomía completa y crecimiento fetal. Es indispensable para madres con algunas enfermedades o antecedentes.

Ecografía de nivel I o II en 2 y 3 trimestre:  Es una valoración anatómica menos detallada, pero ayuda a valorar crecimiento del feto, líquido amniótico, posición de placenta. Es la más común y se solicita según criterio médico.

 

Exámenes de laboratorio

Desde el inicio del embarazo, la madre debe realizarse periódicamente exámenes de sangre, de orina, flujo vagina, entre otros.

 

Suplementos vitamínicos

Se recomienda el consumo de suplementos con 400 microgramos por día de ácido fólico desde la consulta preconcepcional y hasta la semana 12 de embarazo, para reducir el riesgo de malformaciones fetales.  Se sugiere suplemento de hierro más ácido fólico  y de calcio de forma rutinaria a todas las gestantes.

 

Odontología

La madre debe recibir atención odontológica con el fin de tener asesoría en higiene oral.

 

Vacunación

Se tiene que verificar el esquema de vacunas de la madre en el momento del embarazo:

- Influenza estacional con virus inactivo después de las 14 semanas.

- Toxoide tetánico y diftérico (Td), si no se ha vacunado se deben aplicar las 3 dosis: una dosis inicial, otra a las 4 semanas y la tercera dosis de 6 a 12 meses después de la dosis inicial.

- Después de la semana 26 de embarazo se debe aplicar la Toxoide y Bordetella Pertussis acelular (TdaP).

- La estrategia capullo sugiere vacunar la Toxoide y Bordetella Pertussis acelular (TdaP) a la persona que estará en contacto directo con el recién nacido, al menos 15 días antes del nacimiento.

 

Signos y síntomas de alarma durante el segundo y tercer trimestre de embarazo

Es muy importante estar alerta a la presencia de sangrado vaginal, salida de líquido por vagina, disminución de los movimientos fetales (especialmente después de las 22 semanas), aumento de la actividad uterina (3 o más contracciones en 10 minutos sugestivas de trabajo de parto), dolor de cabeza que no responde a analgesia (acetaminofén 1gr), cambios en la visión, dolor abdominal persistente, fiebre, dificultad respiratoria y tos persistentes, síntomas como ardor para orinar u orina con sangre. En caso de presentar estos síntomas, buscar atención médica.

 

Licencia de maternidad y paternidad en Colombia

A través de la ley 1822 de 2017 se amplió el término de la licencia de maternidad de 14 a 18 semanas, cifras que se mantienen hasta la fecha. La licencia de paternidad es de 2 semanas.

 

El parto

Una vez el niño ha nacido, a este se le deben practicar los siguientes exámenes: medición de peso, talla y circunferencia craneana; TSH (tiroides) y hemoclasificación (RH). 

 

 

En la Clínica Universitaria Bolivariana ofrecemos asesoría en Lactancia Materna por ser una Institución IAMII, así como Consulta en Medicina Materno Fetal, Ginecología y Pediatría. Solicite su cita llamando al 448 83 88 Opc. 2.

 

 

Agradecimientos a la Doctora Mónica Gil Arbeláez, Especialista en Ginecología y Obstetricia de la Clínica Universitaria Bolivariana, pro su colaboración en la elaboración de este artículo.