--> Clínica Universitaria Bolivariana
Volver arriba
clínica UPB
Inicio / Blogs / ¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando bebes alcohol?
Compartir

Fecha de publicación Julio 25, 2018

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando bebes alcohol?

El Dr. José Julián Aristizabal Hernández, Médico Especialista en Toxicología Clínica de la Clínica Universitaria Bolivariana, señala que la ingesta de alcohol genera diferentes reacciones en las personas.

De igual manera, comenta que existen múltiples variedades de alcohol; sin embargo, el único aceptado para consumo humano es el etanol o alcohol etílico, el cual es el componente activo de todos los licores, porque las otras variedades son tóxicas.

Se ingiere licor para alcanzar cierto grado de embriaguez, pero la velocidad con la cual esto sucede depende de varios factores, como la habituación al consumo de licor y el grado de alcohol de la bebida.

Cuando una persona comienza a consumir alcohol de manera habitual se desarrolla tolerancia, no se trata de aprender a beber, como se dice popularmente, sino que el cuerpo comienza a adaptarse al consumo, al haber una adaptación, se necesita cada vez más licor para alcanzar la embriaguez.  

 

Tu cerebro se va apagando

Desde el primer momento que se comienza a consumir alcohol, este comienza a tener múltiples efectos en el cuerpo.

Uno de los órganos más afectados con la ingesta de licor, es el cerebro, pues como explica el Toxicólogo, el cerebro comienza a apagarse por partes, es así como primero se produce una pérdida del juicio y de la autocrítica. En estas circunstancias una persona comienza a hacer cosas que usualmente no haría. Por ejemplo, hay quienes consideran que no saben bailar, pero después de tomar unas cuantas copas comienzan a hacerlo, siguen sin saber bailar, pero lo hacen porque su autocrítica no funciona plenamente.

 

Si se sigue consumiendo alcohol, lo siguiente que sucede es una pérdida de la coordinación, ello se traduce en la falta de equilibrio, de vista convergente (se comienza a ver doble), entre otros síntomas.

En caso de persistir la ingesta de licor, se genera un compromiso de la consciencia, esto induce al sueño, una forma de autoprotección del cuerpo, pues llegado a este punto, si no se suspende el consumo de alcohol se puede entrar en un coma y producirse la muerte.

 

En el resto del cuerpo

En general todo el cuerpo se ve afectado por la ingesta de alcohol; sin embargo, sobresalen algunas afectaciones y síntomas. La sangre, por ejemplo, se torna ácida, ante lo cual el cuerpo busca liberar la acidez a través del vómito, una situación normal cuando se está embriagado.  

De igual manera se genera deshidratación, algo que se agrava con el aumento de producción de orina: si se toma una botella de cerveza, el cuerpo orina lo equivalente a dos botellas de cerveza. Esto genera a su vez pérdida de electrolitos como el magnesio y el potasio. En estas condiciones la sangre es menos líquida y se concentra.

La ingesta de licor también reduce el nivel de azúcar en la sangre, en personas sanas, este es un tema que no tendría a generar mayores complicaciones; no obstante, en personas malnutridas, de la tercera edad o niños no sucede lo mismo, y las consecuencias pueden ser graves.

Otros órganos que se ven muy comprometidos son el estómago, el páncreas y el hígado, que pueden sufrir desde efectos leves hasta mayores.

Efectos alcohol 5

 

¿Y a largo plazo?

Una persona sana que consuma licor ocasionalmente, que no tenga alguna dependencia o consumo exagerado, es poco probable que desarrolle alguna complicación mayor.

Si existe un consumo progresivo y constante a largo plazo, el hígado se deteriora con el tiempo y pierde la capacidad de metabolizar adecuadamente el licor. Por eso se observan casos de personas que podían tomar licor en exceso sin ocasionarle afectaciones; pero que luego con tan solo dos copas, ya están embriagadas.

 

Los daños del licor en el cuerpo no se limitan a quienes se embriagan constantemente. Una persona que consume una copa de vino todos los días al almuerzo, a largo plazo puede presentar alguna problemática en su salud.

Es importante ser consciente de lo que nos sucede cuando ingerimos alcohol, para no caer en problemas relacionados con el abuso o la adicción.

 

¿Requieres consulta de Toxicología, Psiquiatría o Psicología?

 

Agradecimiento al Doctor José Julián Aristizabal Hernández, Médico Especialista en Toxicología Clínica de la Clínica Universitaria Bolivarianapor su colaboración en la elaboración de este artículo. 

 

 

Créditos de las imágenes
Fotografías cortesía de FreePick.