--> Clínica Universitaria Bolivariana
Volver arriba
clínica UPB
Inicio / Blogs / ¿Cómo prevenir el cáncer de mama?
Compartir

Fecha de publicación Octubre 19, 2019

¿Cómo prevenir el cáncer de mama?

La prevención es la mejor herramienta para combatir el cáncer de mama, la primera causa de enfermedad y muerte en Colombia de acuerdo con el Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia.

El cáncer de mama representa un problema de salud pública tanto en Colombia como en el mundo, su detección temprana aumenta las probabilidades de supervivencia de las pacientes, así como de una recuperación exitosa.

Cualquier mujer puede padecer esta enfermedad, que en la mayoría de los casos no presenta síntomas y signos en sus etapas iniciales, por eso se recomienda:

1. Realizarse el autoexamen de mama todos los meses como práctica de auto-cuidado.

2. Practicarse el examen clínico de la mama cada año. Las mujeres deben practicárselo a partir de los 40 años como parte de su examen físico.

3. Realizarse la mamografía cada dos años, si eres una mujer entre los 50 y 69 años de edad, o antes según criterio médico.

 

El Doctor Salvador Alberto Calderón del Valle, Subespecialista en Mastología de la Clínica Universitaria Bolivariana, comenta que “el autoexamen es una muy buena técnica de concientización y autoconocimiento que tiene la mujer con el fin de detectar anomalías en su cuerpo, sin embargo, sus alcances son limitados por lo cual la mamografía es la mejor herramienta para un diagnóstico oportuno y acertado”.

 

Día Mundial Contra el Cáncer de Mama

 

¿Cuáles son los grupos de alto riesgo de padecer esta enfermedad?  

A pesar que el cáncer de mama le puede suceder a cualquier mujer, según las autoridades de salud colombianas, existen unos grupos poblacionales que tienen mayores probabilidades de padecerla, por ello requieren un control y seguimiento más estricto y prolongado (inicia y termina a una edad más corta y avanzada de lo común):

 

Grupos de riesgo alto

- Portadora de mutación genética conocida BRCA1, BRCA2 (RR: 10-32), PTEN, síndrome de Li Fraumeni, etc. Para determinar si se posee o no esta anomalía, se debe realizar un examen genético al tiempo que, se debe tener acompañamiento de un especialista en el área.

- Mujer con antecedente familiar en primer grado de mutación genética conocida, es decir, que un alguno de los padres o hermanos posea un gen que predisponga la enfermedad (riesgo del 50 % de ser portadora de la mutación).

- Mujer que haya tenido radioterapia en el tórax a una edad menor de 30 años.

- Riesgo mayor a un 30% de acuerdo con alguno de los modelos existentes, que evalúan la probabilidad de desarrollar la enfermedad: GPCl. BRCAPRO, BOADICEA, Tyrer-Cuzicky, etc. Estos test son realizados por un Médico Especialista en Mastología, quien deber dar el diagnóstico a la paciente.

 

Grupos de riesgo medio

- Mujer con al menos un familiar en primer grado que haya padecido la patología sin que esta estuviera vinculada a una mutación genética.

- Biopsias mamarias previas, cuyos resultados muestren atipias (alteraciones en la forma, tamaño y proceso de división de las células).

- Densidad mamaria mayor al 75%, este resultado es arrojado por la mamografía.

- Diagnóstico de una neoplasia lobulillar in situ, una enfermedad que se forma en las glándulas que producen la leche.

- Quien ya haya sufrido de cáncer de mama.

 

De igual manera, la Sociedad Americana de Oncología Clínica indica que, las mujeres que tengan más de 50 años, hayan padecido de cáncer de ovario, hayan tenido una menstruación temprana y una menopausia tardía, fueron madres después de los 35 años, tuvieron una terapia de reemplazo hormonal después de la menstruación, fueron expuestas a radiación a edad temprana y/o son más adineradas, poseen mayores probabilidades de desarrollar este tipo de cáncer.

 

%=ics.GetVar("_titulo")%

 

Siempre alertas

Cualquier mujer puede padecer cáncer de mama, una enfermedad que entre más rápido se diagnostique, más probabilidades tiene de ser combatida de forma exitosa, por lo que es importante practicarse el autoexamen y realizarse la mamografía. Es clave tener en cuenta que existen grupos poblacionales que poseen una mayor probabilidad de padecer esta patología, por lo cual deben tener un mayor control y seguimiento.

 

Agradecimientos al Doctor Salvador Alberto Calderón del Valle, Subespecialista en Mastología de la Clínica Universitaria Bolivariana, por su colaboración en la elaboración de este artículo.