--> Clínica Universitaria Bolivariana
Volver arriba
clínica UPB
Inicio / Blogs / 3 tips para tener una alimentación saludable
Compartir

Fecha de publicación Octubre 30, 2018

3 tips para tener una alimentación saludable

Te compartimos 3 prácticos tips que puedes aplicar en tu vida diaria, para que puedas mantener una alimentación saludable.

La alimentación saludable es aquella que brinda todos los nutrientes que el cuerpo necesita para mantener un adecuado funcionamiento de todos sus procesos. Una alimentación saludable implica consumir alimentos de todos los grupos alimenticios en cantidades adecuadas: frutas, verduras, leguminosas, cereales, lácteos, carnes, grasas y azúcares.

Decir que un alimento malo es un error, dado que todos aportan nutrientes que el cuerpo necesita; lo importante es consumirlos de manera balanceada y en una porción adecuada.

La clave para tener un buen estado de salud, es tener una alimentación saludable, para ello, Rosa María Morales Gil, Nutricionista Dietista de la Clínica Universitaria Bolivariana, comparte 3 tips:

1. Comer de manera fraccionada: Para tener una buena dieta, es muy importante comer 5 veces al día evitando que transcurran más de 4 horas sin comer. Al privar al cuerpo de nutrientes durante largos períodos, este se vuelve ahorrador de energía, es decir, que el cuerpo tiende a almacenar la energía, lo que puede generar problemas de sobrepeso u obesidad de manera más fácil.

Cuando dejas de ingerir alimentos durante espacios prolongados, tiendes a tener mucha hambre, así que, a la hora de a consumir muy grandes. Asimismo, se puede producir gastritis, síndrome de colon irritable, acidez gástrica, distensión abdominal, entre otras enfermedades.

Algunas personas acostumbran a tener su primera comida mañana tarde; hay otras que evitan almorzar o cenar. Estas acciones no son recomendables, dado que generan una mayor ansiedad o producen alteraciones negativas en las rutinas del cuerpo.

Si hay ciertas horas del día en las cuales tienes poco apetito o dificulta consumir alimentos, b una comida que sea de agrado y de fácil consumo. Por ejemplo, si cuesta mucho comer al despertar, pero gusta mucho ingerir frutas y jugos naturales, cons estos alimentos y una o dos horas después, desayuno.

 

2. Prestar atención al tamaño de las porciones: Además de comer de manera fraccionada, es fundamental ingerir las porciones adecuadas. En la cultura colombiana es popular la ingesta de porciones grandes, en especial de carbohidratos (conocidos popularmente como harinas: arroz, pasta, galletas, etc.). Este tipo de hábitos no son saludables, pues una persona debe consumir sus alimentos de acuerdo a sus necesidades calóricas.

Un ejemplo de lo anterior es el arroz. El problema no es el consumo de este alimento; sino su abuso. En una comid porción de arroz son 4 cucharadas soperas, no un plato lleno, y en el almuerzo pueden ser de 3 a 4 porciones de harinas. Teniendo en ca lo anterior, si en un plato comemos una porción grande arroz y, además ingerimos papas, sopa y tajadas de maduro, la cantidad de harinas que estamos consumiendo es mayor a la ideal. En conclusión, la clave es la moderación.

 

3. Programar la alimentación: Planear la alimentación es clave para tener una alimentación saludable. Cuando no se hace esta programación, se tiende a consumir de manera desordenada, dejando pasar muchas horas sin comer. Este tipo de hábitos priva al cuerpo de recibir los nutrientes requeridos en unos tiempos adecuados.

Programar la alimentación permite realizar una adecuada selección de las comidas e ingerirlas en los momentos adecuados. Este hábito es muy bueno cuando se quiere dejar de consumir un grupo alimenticio en exceso. Por ejemplo, si comes todos los días postres, al programar tu alimentaci puedes priorizar la ingesta de esta comida solo algunos días, a fin de tener un consumo más moderado de este alimento rico en azúcar.

 

%=ics.GetVar("_titulo")%

 

La otra clave: realizar actividad física

La Nutricionista afirma que “una buena alimentación debe estar acompañada de la práctica rutinaria de actividad física. Al respecto, se recomienda realizar ejercicio mínimo 3 veces a la semana en sesiones de al menos 45 minutos.  Combinar de manera adecuada alimentación y actividad física ha de significar una vida más saludable”.

La alimentación como cualquier proceso humano no es aislado, por el contrario, se complementa y articula con otras acciones que involucran al cuerpo. En concordancia con lo anterior, tener un estilo de vida saludable es muy importante en la prevención de enfermedades como la diabetes, la hipertensión, entre otras patologías.

Un ejemplo de la importancia de este tema son los procesos para disminuir de peso.  Es muy común entre algunas personas realizar las mal denominadas “dietas”, estrictas rutinas que privan al cuerpo de ciertos alimentos, en muchos casos sin realizar actividad física. Cuando se llevan a cabo este tipo de prácticas, se genera una pérdida de masa muscular, una situación que se agrava cuando ante la imposibilidad de mantener la “dieta” se retoma la alimentación normal, en estas circunstancias, el cuerpo asimila los nutrientes en forma de grasa y aumenta nuevamente el peso que pudo haber perdido.

 

Comer saludable es un placer

Una alimentación saludable debe mantenerse en el tiempo, no se trata de comer todos los días lo mismo, lo importante es tener una dieta variada y balanceada. Para lograr esto, es importante hacer preparaciones que estén a tu alcance; pueden ser platos sencillos pero balanceados, creativos y llamativos, que motiven al gusto y aporten los nutrientes que el cuerpo requiere. 

La alimentación debe situarse como algo importante en la vida si se quiere tener una dieta saludable. Comer debe ir más allá de un simple proceso rutinario, para convertirse en un hábito que se disfrute, de esta manera será más fácil tener una alimentación saludable.

 

Agradecimientos a Rosa María Morales Gil, Nutricionista Dietista de la Clínica Universitaria Bolivariana, por su colaboración en la elaboración de este artículo.